Libardog; un negocio con mucho corazón

 In Sin categoría

Llegar al corazón de la gente no es fácil, encontrar un sabor que cautive a chicos, jóvenes y adultos tampoco lo es. Sin embargo, cuando esto se logra, la satisfacción demostrada en la felicidad de las personas compensa todo el sacrificio y esfuerzo que se haya invertido en el camino. Este es el caso de Libardog.

En la carrera 27, 45ª-16 está ubicado el restaurante de comidas rápidas que llena de orgullo a don Libardo y doña Yolima, se trata de un sueño que con esmero y persistencia es ahora preferido por los bumangueses: por sus hamburguesas, sus perros, sus inolvidables papas y la calidez de su propietario para tratar a sus clientes.

La inquietud de muchos, como en todo negocio próspero, es saber el secreto; ¿Porqué sus papas son tan ricas?, ¿Porqué es una necesidad volver a probar sus hamburguesas? ¿Porqué sus pinchos son los más apetecidos? Pues bien, el secreto es hacer las cosas con amor.

Lo que para muchos suena a frase de cajón es la motivación de la labor diaria en Libardog, y aplica no sólo para esta sino para las empresas que marcan la diferencia. Es sencillo, si le pones corazón a lo que haces pensando en la felicidad de los demás, seguramente obtendrás sonrisas y tu labor será bien recompensada.

Recent Posts

Leave a Comment